Una biodiversidad notable
Diversidad de las razas ovinas de carne

Béliers de race Ile de France
Béliers de race Ile de France - Crédit : OSON

El ganado ovino francés posee una gama excepcional de tipos genéticos, con 24 razas de carne especializadas, de alta prolificidad o rústicas, en programa oficial de selección.

La localización y la constitución del ganado ovino francés han evolucionado considerablemente durante las últimas décadas. El abandono progresivo de la asociación ovinos/cereales en las granjas de la Cuenca de París ha conducido a una nueva repartición de los efectivos. Éstos se concentran ahora en las regiones de praderas del Centro-Oeste así como en las zonas más difíciles de la mitad sur del país.

 Razas carniceras especializadas

En la mitad norte de Francia, más de 10 razas carniceras se caracterizan por sus aptitudes para producir corderos pesados y muy buscados por su buena conformación. Se añade una raza de alta prolificidad, la Romane (ex INRA 401). Valorizadas en raza pura, o en cruce terminal sobre razas rústicas, se utilizan con éxito en todo el mundo, en las zonas de cultivos de cereales o en zonas de praderas de buen potencial forrajero.

Con un manejo intensivo en las zonas de cultivos de cereales, las razas precoces y que producen corderos pesados, como el Ile de France y el Berrichon du Cher, se distinguen para valorizar los cereales con un engorde en aprisco. Su aptitud para la parición fuera de la época permite, por otra parte, distintos sistemas de reproducción (1 ó 2 períodos de parto) para responder lo mejor posible a la demanda de los mercados.

En manejo semi-extensivo en zonas de praderas de buen potencial del Centro-Oeste, las razas como la Vendéen, la Texel, la Charollais, la Rouge de l’Ouest y la Charmoise permiten una cría eficaz en praderas de los corderos con su madre.

La posibilidad de engordar sus corderos en praderas o en aprisco, combinada con partos precoces, permiten una gran flexibilidad de manejo según los objetivos del ganadero y, en particular, desarrollar una producción de contra-temporada muy remuneradora.

 Razas rústicas y maternas

En la parte sur de Francia, la rusticidad y las aptitudes maternas de una docena de razas, permiten una ganadería competitiva a pesar de condiciones de producción más difíciles (clima, topografía, forrajes burdos): raza Limousine (Haut-Limousin), Rava y Bizet (Auvergne), Causses du Lot, Blanche du Massif Central y Lacaune viande (Lozère), Grivette, y Préalpes du Sud y Tarasconnaise (Pirineos).

Estas razas permiten buenos resultados en raza pura, gracias a su capacidad para producir a bajo costo corderos particularmente robustos. También están muy bien valorizadas como soporte de cruces terminales con razas de gran potencial carnicero.

Para terminar, la población Mérinos aún es importante en Francia. La rusticidad y la fertilidad de la raza Mérinos d’Arles la convierten en la raza por excelencia de las grandes trashumancias. Evoluciona principalmente entre las llanuras de Bas-Rhône (Crau y Camargue) y las pastos de altura de los Alpes en verano. L’Est à Laine Mérinos, raza notable por su plasticidad, se concentra, en particular, en el este de Francia. Estas dos razas rústicas son particularmente apreciadas en los contextos difíciles de ganadería y muy bien valorizadas en cruce con razas carniceras.

 

Cifras clave

  • 8 millones de ovinos (carne y leche)
  • 5,4 millones de ovejas de razas de carne
  • 8 razas ovinas de carne especializadas en programa de selección
  • 15 razas de carne rústicas en programa de selección
  • 1 raza de alta prolificidad en programa de selección